viernes, julio 12, 2019

18 días en el sur de italia. Cuarta parte

Día 14
Después del desayuno pagamos el alojamiento ( 210 euros por tres noches con un desayuno frugal y monótono ) emprendimos la visita a Ercolano. Tan hermoso como Pompeya pero de un recorrido más reducido. Eso, unido a que no había aglomeración de visitantes, nos permitió disfrutarlo bien a pesar de que el sol pegaba fuerte.












lunes, julio 01, 2019

18 días en el sur de Italia. Tercera parte


Día 11
La mañana se presentaba con niebla y había una luz especial en el aire. Le encomendamos al navegador del coche que nos llevase a nuestro siguiente destino pero después de media hora de guiarnos por caminos de cabras a través del valle del Diano ( de una gran hermosura, por cierto ) lo mandamos al carajo y nos guiamos por el método tradicional. Llegamos a la cartuja de San Lorenzo, una enorme estructura situada en el valle al pié de la hermosa ciudad de Padula. Impresiona la entrada con la fachada del edificio en piedra rojiza al fondo. En el centro está su inmenso claustro, el mayor de todo el mundo que hay que recorrer hasta el fondo para contemplar su hermosísima escalera en espiral de mármol blanco que da acceso a la biblioteca...que no dejan visitar.





lunes, abril 15, 2019

18 días en el Sur de italia. Segunda parte


Día 6.
Empezamos mal el dia. El alojamiento en el B&B Il girasole nos costó 162 euros por dos noches por una habitación que fue moderna en los años 70 del pasado siglo, con una buena terraza y con un desayuno muy deficiente. Lo peor fue que, al abonar la estancia, el dueño, de malos modos y antes las personas que desayunaban en el hall de la casa, nos dijo que si pensábamos irnos sin pagar el vino que nos había ofrecido a nuestra llegada. El desconcierto fue grande pues, según rezaba su oferta en Booking " se ofrece vino y un regalo de bienvenida ". Abonamos los 16 euros por las dos medias botellas, nos quedamos sin regalo y este hombre le dió orden a la mujer que subiese inmediatamente a ver si habíamos dejado mal la habitación, ante la mirada curiosa de los otros huéspedes. Un verdadero modelo de como gestionar mal un negocio.








domingo, abril 14, 2019

14 de abril. A por la Tercera


Erase que se era, una vez en un muy lejano pais perdido entre montañas que llegaban al cielo con las cumbres cubiertas de nieves perpetuas. A los pies de las montañas se extendía un valle muy verde, un verdadero vergel en el que los rosales florecían todo el año, surcado por ríos de curso plácido en el que las truchas retozaban mostrando sus lomos plateados. En el centro del valle se alzaba un enorme castillo con sus murallas cubiertas de hiedra y madreselva y en lo más alto del castillo, en una torre que parecía alcanzar las estrellas, estaban los aposentos de la princesa Rosalinda. 






sábado, febrero 23, 2019

18 días en el Sur de italia. Primera parte

El viaje lo organizamos mirando muchas páginas colgadas en internet y con ayuda de la guía del trotamundos del Sur de Italia que fue muy útil para localizar buenos alojamientos y sitios donde comer bien.









miércoles, enero 16, 2019

Yo fui un chico del Preu






Yo también fui uno de los chicos del Preu. Como en el colegio donde estudié los dos últimos cursos de bachillerato no se podía cursar, mis padres buscaron un colegio en el que poder hacerlo. No recuerdo bien por consejo de quien me matricularon en el Colegio que los Hermanos de La Salle de Santiago de Compostela, aunque es muy posible que fuese de  una charla en la peluquería entre mi madre y la madre de Bruno,  un compañero de clase.










sábado, diciembre 22, 2018

Este año no hay cuento de Navidad, tan solo una simple historia...





Median los cincuenta del pasado siglo. Todo es gris en el entorno: las calles, el cielo, las personas que pasan, los ánimos de las gentes. La niebla, que trepa como una araña gigantesca desde la ribera del río, ahoga la ciudad.  A la Rosa le han llegado las aguas hasta el reborde de la tarraña. Desde que se ha casado con el Isidro se ha cansado de tener las tragaderas abiertas todo el día y que por ellas no pasen más que miserias. Y lo de ver es un decir,  porque se le han empañado de la rabia los cristales de las gafas de culo de vaso con los que afronta la vida. Está cansada de pedir y de pedir todo el día y hoy, que tiene que preparar la cena de navidad se encuentra sin un real en el bolsillo y apenas si hay carbón con el que encender la cocina.