viernes, marzo 01, 2013

Con los ojos cerrados.....

Del tema de Seru Giran " Parado en medio de la vida ":

...con los ojos cerrados me ves mejor
como amo sus caras
aun que a veces me de temor
estoy parado en el medio de la vida
y aqui yo me siento muy muy bien....









Está claro que muchos tienen los ojos porque normalmente vienen de serie cuando nacemos y de algún modo se han de rellenar los huecos que tenemos en la cara, pero pocos son los que ven en lugar de mirar, que captan lo que les rodea en lugar de volverse complacidos hacia su ombligo. Y es que cada vez se hace más difícil la comunicación, preocuparse por lo que interesa a los que nos rodean, abrirse al mundo que nos rodea. Escuchar en lugar de oír, sentir en lugar de pasar, pensar en lugar de ignorar. Una sonrisa, un saludo se van convirtiendo cada vez más en un lujo, como si costasen su precio en oro.
Por eso, tengo claro que con los ojos cerrados es como mejor te veo, como capto uno y todos los matices de tu presencia, como siento hasta la médula tu ausencia. Con los ojos abiertos veo el color de tus ojos cansados, las arrugas que surcan tu cara y que he visto aparecer una a una, los dedos de tus manos agarrotados, las pecas que cubren tu piel, tu pelo ralo otrora moreno y tupido, el cuerpo vencido. Pero con los ojos cerrados te veo como eres para mi, igual que el día en que nos conocimos, pues de este modo el tiempo no ha pasado, aunque hayamos compartido toda una vida. Y esto no evita el ansia hambrienta de compartir cuantos más años, mejor.






Con los ojos cerrados te veo mejor, como aquella tarde de finales de verano en que nos encontramos y me doy cuenta que sigues siendo igual. La mirada insinuante, la sonrisa a flor de piel, la vitalidad desbordando en cada movimiento, la fuerza de tus palabras. Tu cuerpo de torerillo, la camisa a rayas, el flequillo indómito. Y los periódicos a tu lado. Con los ojos cerrados te veo mejor, veo como nos cogimos de la mano y nos tiramos juntos a la piscina de la vida, sin pensar en nada más que en la felicidad, sin miedo, sin cerrar los ojos o taparnos la nariz, dejando que el agua, que la vida entrase dentro de nosotros.
Con los ojos cerrados me ves mejor. Seguro que si cerramos los ojos nada ha cambiado para nosotros. Que todo parece estar igual que aquella tarde de finales de verano. Pero los dos preferimos abrir los ojos y vernos como somos ahora, después de una vida en común para afrontar los años que nos quedan apoyados él uno en el alma de otro, sostenidos por ese puñado de buenos amigos que son tan importantes en nuestro día a día como lo eres tu para mi, como sé que lo soy yo para ti.



2 comentarios:

Aplicedu dijo...

Buenas noches. Hace unos días que no entro por aquí. Tengo que ponerme un poco las pilas y leer todos tus posts nuevos.
En breve te comento.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Bonito.
Un canto a la vida, al gozo y felicidad que se deja ver sientes al transitarla.
Sigue disfrutando del recorrido y de vez en cuando abre los ojos para saber que lo importante se ve con los ojos cerrados.