jueves, enero 12, 2006

Víspera de Reyes


Esta mañana del dia cinco de enero viene Emilio a la consulta con su madre. Emilio es un niño maravilloso de cuatro años de edad, de esos que tienen unos enormes ojos oscuros que te miran directamente sin pizca de doblez y que nunca, ni siendo bebé recuerdo que haya llorado. Es la víspera de Reyes y la pregunta tópica mientras lo exploro es que le va a pedir a los Magos de Oriente y cual es su preferido. Como casi siempre, Baltasar.
Y su respuesta es clara y sin dudas: " Un disfraz de malo "

2 comentarios:

Radioboy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Radioboy dijo...

Las personas tienden a ocultar su debilidad...

la diferencia es que los niños no lo guardan en su estómago y las intenciones van directas al corazón... no al suyo, sino al nuestro.

Algunos adultos deberian aprender que no se es más maduro por ser más serio, sino por ser cada vez más niño y entenderlo.


Besos :)